No todo está escrito, en la cocina se puede experimentar con diferentes ingredientes y sabores. Empecé con una idea y terminé con dos excelentes opciones.

Todo empezó con calabaza conocida como spagetti squash.

Su preparación es sencilla, cortar a la mitad, retirar semillas y rociar con aceite de oliva, sal y pimienta.

Colocar boca abajo en una charola a 325f por 45 minutos. Con un tenedor puedes desbaratar la pulpa, y su apariencia asemeja spagetti.

Las opciones son infinitas, pero yo utilice vegetales que tenia a la mano.

En aceite de oliva vamos a sofreír nuestros vegetales y sazonar con specias y hiervas aromáticas de tu gusto.

Te mostrare un poco de lo que me gusta usar a mi.

Además, sal y ajo en polvo porque ya no tenía fresco que es la forma que más me gusta utilizar en casi todos mis platillos.

Preparamos una base de spagetti squash en nuestros moldes, previamente engrasados. Ponemos un poco de nuestro guisado.

Batimos 3 huevos y vertimos en nuestros moldes, cubriendo al final con un poco de queso.

Como ven, en los panquesitos de huevo donde pondrán un huevo con yema, deben poner menos quisado.

350f por 10 minutos o al gusto de cómo prefieren la yema.

Quedan muy bonitos y deliciosos.

Como te menciono, las opciones son muchas, por ejemplo, el guisado puede ser chorizo, chicharrón con salsa verde, sausage u otras variaciones de vegetales.

Anuncios